Pablo Romero

Médico de profesión, artesano de vocación. Criado en un hogar de campo. Desde pequeño sintió una atracción especial por los cuchillos y las navajas. Esas cosas “de los mayores” que servían para todo y que eran tan íntimos y personales para su dueño. Empezó su pequeña colección privada cuando tuvo edad para ello. Buscando la mejor manera de cuidarlas descubrió el mundo del afilado a mano, y desde ahí en poco tiempo dio el salto a la cuchillería de cocina. Desde entonces comparte su afición con todo aquel que quiere escucharlo. 

Pablo Romero Torres