Material básico para afilar en casa

/   Blog

¿Te preguntas qué material básico necesitas para afilar en casa pero no has encontrado información útil que te ayude? No te preocupes, está este post para ayudarte.

También te puede interesar: La importancia del afilado

Una vez que dispones de un buen juego de cuchillos en tu hogar el siguiente paso es aprender a mantenerlos. Elegir un buen cuchillo no ha sido una tarea fácil. Hay tantos tipos distintos que nos abruman hasta a los que llevamos tiempo en el tema (si todavía tienes dudas no te preocupes, dentro de poco terminaremos la guía de compra que estamos preparando para ti). Y ahora que ya lo tienes, toca dar el siguiente paso: afilarlos a mano en casa.

Al igual que con los cuchillos, siempre surgen preguntas típicas sobre el afilado. La más frecuente es: “¿Qué compro para afilar en casa?”.

Una vez planteada la pregunta vendrán detrás todas las demás: ¿Qué piedra compro? ¿De qué grano? ¿Por qué hay diferentes granos de piedras? ¿Cuál es el que más me conviene? ¿Sabré usarla? ¿Merece la pena el gasto? ¿Cómo afilar un cuchillo natural?.

Es normal que te sientas perdido como un pulpo en un garaje. Si te has dedicado a buscar por internet habrás visto que existen montones de páginas que aconsejan cosas distintas. Tranquilo, todos hemos pasado por eso, y nosotros vamos a hacerte la vida un poco más fácil.

Si ya has comprado piedras antes o si has afilado cuchillos previamente, puede que lo que te vamos a contar te resulte muy básico. Esta guía resume años de pruebas de piedras distintas.

Afilar en el fondo es una cuestión de preferencias. Nosotros te presentamos lo que mejor nos ha funcionado durante este tiempo de la forma más resumida posible. Si te ha picado la curiosidad del afilado desde casa por primera vez, siéntate y disfruta. Puede que descubras una afición que te enganche de por vida.

¿Qué es afilar?

Puede que no lo haya mencionado antes, pero afilar es un ejercicio de geometría. Y además se parece bastante a la escultura. Consiste en quitar material de la hoja hasta darle la nueva forma deseada.

Hay quien se pregunta que por qué hacerlo a mano. ¿Por qué no a máquina? La respuesta más obvia es que tener una máquina en casa es más complicado que tener una piedra. La respuesta no tan obvia es que el resultado a piedras es notablemente superior. Detallaremos esta parte en futuros artículos.

¿Qué material básico necesitas para afilar en casa?

Si realmente te preguntas cómo afilar cuchillos en casa y lo quieres poner en práctica, sigue leyendo porque tenemos para ti las siguientes alternativas:

1 – La piedra de afilar

Es el elemento básico de afilado. Es el bloque de material abrasivo que utilizarás para quitar acero de la hoja del cuchillo.

De todos los tipos de piedras las de cerámica sintética son la mejor elección. Se fabrican en bloques de un sólo grano. Las principales ventajas son que no hay que tenerlas sumergidas en agua un rato antes, que no necesitan apenas mantenimiento y que ofrecen una calidad de afilado muy superior a cualquier otras. Afilar con ellas es además bastante placentero.

Elegida la piedra lo siguiente es determinar el grano (grit). Los tres granos más usados son el 400, el 1.000 y el 5.000. Un número bajo significa que las partículas de abrasivo son más gruesas. Por tanto comen material mucho más rápido pero dejando un filo más basto. El grano ideal para tener en casa es el del 1.000. Un grano intermedio que vale para todo.

2 – Placa de aplanado

A medida que utilices la piedra de afilar irás viendo que se va desgastando. Pero no se desgastará por todos lados por igual. Por donde más veces pases la hoja del cuchillo más profundo se irá haciendo el surco sobre la piedra. Y esto es un problema, porque para garantizar un bue afilado es fundamental que la piedra esté lo más plana posible.

Existen diversos métodos para aplanar una piedra. Los dos más utilizados son los bloques de carburo de silicio y las placas diamantadas.

Por comodidad y por resultados nuestra elección es el diamante. Estos bloques están formados por un cuerpo de acero con diamantes pegados en la superficie. No sólo aplana las piedras muy rápido sino que no absorbe agua ni absorbe agua ni se deforma.

3 – Un soporte

Afilar en casa de forma cómoda y segura requiere de un buen soporte para las piedras. Si la piedra no está bien sujeta y se mueve el afilado no es cómodo ni es seguro.

De las múltiples opciones en el mercado nuestra recomendación es un soporte engomado.

Fáciles de limpiar, regulables para varias longitudes de piedras y cómodos de colocar el cualquier sitio. Permiten una correcta sujeción de la piedra en la superficie donde quieras ponerte a afilar.

En resumen

Nuestro kit básico 2019 de afilado para tener en casa está compuesto por:

1 – Piedra de afilar de cerámica sintética del grano 1.000. (Nuestras marcas favoritas son Miyabi, Naniwa Chosera y Shapton Glass).

2 – Placa diamantada de aplanado. La que mejor relación calidad-precio tiene del mercado es la DMT DiaSharp Extra Coarse de 8”.

3 – Soporte engomado para encimera. El más cómodo y estable de todos los que hemos probado es el de Naniwa.

¿Por qué  esta elección para afilar en casa?

Esos tres elementos son más que suficientes para sacar unos filos estupendos en casa. A partir de ahí podrás seguir ampliando tu equipo de afilado a tu gusto a medida que te vaya picando el gusanillo de sacar filos todavía mejores.

A estas alturas nos hemos dejado mucho dinero en piedras y en materiales de afilado. Hemos hecho compras de las que nos hemos arrepentido en poco tiempo y queremos evitarte que pases por eso.

Si hoy volviéramos a empezar a afilar sin tener ni idea de nada nos gustaría que nos recomendaran esas tres piezas en concreto. De haberlo sabido antes nos habríamos ahorrado mucho tiempo y dinero.
Pero como la experiencia es un grado nosotros queremos compartir la nuestra contigo.

¿Y el precio?

Si te parece que es un material caro piensa que este tipo de herramientas sólo hay que comprarlas una vez en la vida. Si prefieres empezar por una piedra de baja calidad puedes hacerlo. Pero recuerda el refrán que dice que el dinero del pobre va dos veces.

Cuando te decidas a cambiar tu piedra barata por una de buena calidad no sólo no habrás ahorrado, sino que habrás comprado dos piedras, una de las cuales dejarás de usar.

Para despedirnos…

El placer de usar una buena piedra y los resultados que se sacan de ella compensan y mucho esa pequeña diferencia en el precio con respecto a las piedras de menor calidad.

Así que ya sabes, ahora no tienes excusa para tener en la cocina un cuchillo que no corta.

Made with ❤ El Cuchillo de Cocina © 2019