Qué necesitas saber antes de comprar una tabla

Todo aficionado a la cocina debe tener tres elementos básicos de calidad. A saber: un buen cuchillo (o varios), un buen soporte y una buena tabla de cortar. Hoy vamos a hablar de estas últimas.

Por qué es importante tener una buena tabla

La tabla de cortar es el elemento con el que más tiempo va a estar en contacto nuestro cuchillo. Además es el lugar donde manipulamos la comida en crudo.

Por eso nos interesa que nuestra tabla de cortar sea higiénica y respetuosa con el filo de nuestros cuchillos.

 

En qué debemos fijarnos antes de comprar

Hay tres aspectos principales a tener en cuenta con una tabla de cortar. Por un lado, de qué tamaño la queremos. Por otro, de qué material está fabricada. Y por último, qué estética es la que más nos gusta.

 

Qué tamaño debe tener la tabla ideal

El tamaño ideal de una tabla de cortar varía dependiendo de cada persona y de cada cocina. De lo contrario nos serviría con tener un único tamaño estándar para todas.

En primer lugar tenemos que buscar una tabla de cortar que quepa bien en nuestra encimera. Este es el factor más limitante.

Podemos usar una tabla pequeña en una encimera grande, pero no una tabla grande en una encimera pequeña. Tenemos que adaptarnos a nuestras limitaciones.

En segundo lugar tenemos que buscar una tabla que quepa donde la vayamos a guardar. Si la vamos a dejar sobre la encimera este tamaño es el mismo que la anterior.

Pero si queremos guardarla en un armario o en un cajón no podemos comprar una tabla más grande que el hueco disponible. Estos dos son los factores limitantes de espacio.

En tercer lugar deberíamos buscar una tabla que tenga espacio suficiente para trabajar con comodidad. Como regla general, se trabaja más cómodo sobre tablas grandes.

Si colocamos el cuchillo más largo de nuestra cocina a lo largo de nuestra tabla de cortar debería sobrar algo de espacio a ambos lados.

Y en cuarto lugar, el tamaño ideal será el que más nos guste. Al igual que con el resto de herramientas, cada persona trabaja más a gusto con un tamaño de tabla distinto. En caso de duda id a por la que más agradable os resulte de utilizar.

 

Qué materiales evitar

En cualquier cuchillo afilado la parte del filo es extremadamente delgado. Si lo presionamos contra una superficie dura es muy probable que lo dañemos.

Sólo por eso deberíamos evitar las tablas fabricadas de cristal, mármol y bambú. También deberíamos evitar cortar sobre superficies metálicas o sobre la encimera.

 

De qué tipos de materiales se fabrican

Las opciones más comunes para las tablas de cortar son la madera, el plástico y la goma. Hablaremos de todas ellas a continuación.

 

Tablas de cortar de madera

La mayor variedad de tablas de cortar las encontramos fabricadas de este material. Se puede jugar con el tipo de madera utilizada y con la forma de organizar las piezas de madera.

Por lo general se suelen utilizar maderas duras, como teca, cerezo, nogal, ciprés, arce o cedro.

Dependiendo de cómo se unan los bloques de madera entre sí podemos encontrar tres tipos de estructuras distintas. Hablamos del “face grain”, “edge grain” y “end grain”.

Hablaremos de todo esto en más detalle en este artículo.

Con todas estas opciones nos encontramos con una gama enorme de calidades y precios. Sólo el hecho de que la tabla esté fabricada en madera no la hace necesariamente buena.

Hay gente que le da más importancia al precio que a la calidad, y no hay ningún problema con eso. Pero comprar un producto barato por lo general sale caro a largo plazo.

Por otra parte tampoco tenemos que invertir una gran cantidad de dinero para conseguir una buena tabla. A partir de cierto punto lo que empieza a influir en el precio es el diseño estético o el uso de maderas exóticas.

Eso está bien como opciones personales, pero no son necesarios para conseguir un producto que dé un buen resultado.

Puede que tengas dudas sobre la seguridad y la higiene de usar una tabla de cortar de madera. Si ese es el caso te recomendamos leer este artículo.

 

Tablas de cortar de plástico

El plástico es un material que presenta algunas características interesantes para fabricar tablas de cortar con él.

La principal es que es un material ligero. Es fácil mover la tabla y llevarla de un sitio a otro. Una tabla de cortar de plástico nos permite acercarla a los fogones o a la basura con facilidad.

Además es un material muy resistente al agua y a la mayoría de productos químicos de limpieza. Por eso son tablas muy cómodas de limpiar.

Pero a pesar de ello la madera sigue siendo mejor material en comparación.

La superficie del plástico se llena de surcos con facilidad al cortar sobre ella con los cuchillos. Por ello suelen ser reservorios de microorganismos difíciles de limpiar en profundidad.

Por tanto, entre otras cosas, es necesario reemplazarlas con mayor frecuencia. Una buena tabla de madera puede durar varias generaciones.

Por el tipo de material, los cuchillos tienden a perder el filo con mayor rapidez que con las tablas de madera. Estas últimas desgastan menos el filo con el roce y absorben mejor los impactos.

Las tablas de plástico son más resbaladizas que las de madera. Es más probable por eso tener un accidente con ellas al usar los cuchillos.

 

Tablas de cortar de goma

A medio camino entre el plástico y la madera se encuentran las tablas de cortar de goma. Este material tiene unas propiedades interesantes.

Por un lado tiene la resistencia a los químicos propia del plástico. Y por otro lado tiene una capacidad similar a la madera de cerrar el espacio que queda después de un corte.

Con eso lo que se consigue es disminuir el hueco disponible para evitar que se alojen bacterias no deseadas.

Es además un material resistente al agua, antideslizante y bastante suave con el filo de los cuchillos.

Las tablas de cortar fabricadas de este material suelen tener un núcleo de madera que las hace gruesas y estables.

Otras llevan un núcleo de plástico, que las hace ligeras y fácilmente transportables.

Al igual que con el resto de tablas, puedes encontrar versiones más caras y versiones muy baratas. Por lo general suele ser buena idea buscar una tabla con la calidad suficiente como para durarnos muchos años.

 

Qué ocurre con el bambú

El bambú se merece una categoría aparte para él solo. Aunque es una madera, las propiedades que tiene son totalmente distintas del resto de las que hemos comentado anteriormente.

Este tipo de tablas se venden como una alternativa ecológica y barata.

El bambú crece rápido, se cultiva sin pesticidas, sin un impacto negativo en el medio ambiente y es biodegradable.

Al tener un crecimiento rápido es una madera barata comparada con otros tipos de maderas duras.

Además es un material ligero que permite fabricar tablas delgadas y resistentes a los impactos.

Sin embargo, tiene algunas desventajas importantes que lo hacen poco apropiado para usarlo en una tabla de cortar.

El bambú es una madera muy dura que además no tiene grano. El cuchillo impacta sobre esta superficie dura y uniforme cada vez se realiza un corte sobre la tabla.

A consecuencia de ello los cuchillos pierden el filo con rapidez.

Además este material tiene tendencia a absorber las manchas y a combarse si se introduce en agua.

Como precaución adicional, hay que mirar qué tipo de adhesivo se ha utilizado en su fabricación. En muchos casos los compuestos que se utilizan para pegarlas contienen formaldehido, que es tóxico y no apto para consumo.

Si vamos a comprar una tabla de cortar de bambú es importante buscar la etiqueta en la que indique que no lleve compuestos tóxicos.

 

Qué hay del resto de materiales

Como decíamos al principio, debemos evitar cortar sobre superficies duras. El cristal, el granito, el mármol o el metal son materiales sobre los que nunca deberíamos cortar.

Pueden quedar bonitos para hacer fotos sobre ellos, pero usarlos con frecuencia es terrible para el filo de los cuchillos.

Estas superficies son además más resbaladizas que la madera, el plástico o la goma. Por eso es más fácil sufrir un accidente al usarlos como superficie de corte.

No está permitida la copia del contenido. Si necesitas utilizar cualquier elemento de la web ponte en contacto con nosotros.