Las mejores formas de almacenar tus cuchillos

Si has decidido empezar a cuidar tus cuchillos verás que hay más cosas a tener en cuenta de las que parece. Puede que de primeras te resulte abrumador pensar en tantos detalles nuevos.

Sin embargo, después de un pequeño proceso de aprendizaje verás que realmente son muy pocas las cosas que debes cambiar.

Aprender a guardar y transportar los cuchillos de tal forma que no sufran daños es parte de ese proceso.

En este artículo encontrarás un breve resumen de cada uno de los aspectos. Para que te resulte más cómodo de leer hemos hecho un artículo aparte más extenso de cada uno de estos temas. En cada sección encontrarás el link correspondiente.

Si además quieres aprender cómo cuidar las hojas de tus cuchillos podrás encontrar más información en este artículo.

 

Cómo guardar los cuchillos en la cocina

Puedes encontrar más información al respecto en este artículo.

La mayor parte de la gente guarda sus cuchillos de cocina en un cajón junto con el resto de cubiertos. Te sorprendería saber la cantidad de restaurantes de prestigio que hacen lo mismo.

Sin embargo, aunque sea un método habitual no significa que sea lo correcto. En realidad es una de las peores formas posibles de guardarlos.

Para que un cuchillo conserve su filo durante el mayor tiempo posible es importante que no se golpee contra nada. Más aún si contra lo que se golpea son objetos duros, como otros cubiertos metálicos.

Para guardar correctamente un cuchillo debemos tenerlo en un sitio en el que esté sujeto, aislado y a salvo de golpeteos. Un soporte magnético es la opción ideal.

 

Cómo transportar los cuchillos de cocina

Puedes encontrar más información al respecto en este artículo.

Si viajas con tus cuchillos habrás descubierto que llevarlos a salvo de un sitio a otro es todo un desafío. Unos cuchillos mal transportados no sólo son un riesgo para ellos mismos sino que son una potencial fuente de accidentes.

Para llevarlos de forma segura tenemos varias opciones. Entre ellas están las mantas para cuchillos, los estuches, los rollos y los maletines. Todas ellas son buenas opciones, y más si se combinan con lo que veremos en el siguiente apartado. Usar unos u otros dependerá de nuestras necesidades y de nuestras preferencias personales.

 

Cómo proteger las hojas de los cuchillos

Puedes encontrar más información al respecto en este artículo.

En ocasiones será inevitable que la hoja del cuchillo sufra algún pequeño golpe. Por ejemplo, cuando los llevemos en un estuche es posible que del movimiento unas hojas se golpeen contra otras.

También puede ser que no nos quede más remedio que apilar varios cuchillos juntos en un mismo sitio.

En cualquiera de estos casos nos será muy útil poder contar con un elemento extra de protección para la hoja.

Para esa tarea tenemos dos herramientas principales: las fundas y las sayas.

Las fundas más comunes son las que están fabricadas en forma de libro. Son una tira de plástico alargada y delgada, doblada en forma de “U” y con el interior aterciopelado. La hoja del cuchillo se encaja a presión con suavidad en el interior, quedando protegida de golpes y rozaduras.

Las sayas son fundas de madera, de mayor tamaño, fabricadas a la medida del cuchillo. Son como un caparazón en el que introducir la hoja del cuchillo. Son una forma muy elegante de conseguir una gran cantidad de protección extra para nuestros cuchillos de cocina.

 

Para terminar

A pesar de todos estos elementos de protección no olvidéis lo principal. Para que nuestros cuchillos corten como el primer día tenemos que afilarlos cada cierto tiempo.

De este modo conseguiremos sacar las mejores prestaciones de nuestras herramientas de cocina.

No está permitida la copia del contenido. Si necesitas utilizar cualquier elemento de la web ponte en contacto con nosotros.