Cómo almacenar cuchillos

Puede ser una cuestión en la que no te has parado a pensar antes, pero la forma en la que guardas los cuchillos afecta a la calidad y a la duración del filo. Si los guardas todos juntos en un cajón conseguirás que se golpeen unos contra otros y los filos se estropeen.

Hay varias formas de guardarlos en buenas condiciones en la cocina que debes conocer:

Soporte magnético de pared

El mecanismo es sencillo. Una barra imantada para fijar a la pared con tornillos o adhesivo.

Asegúrate de que el acabado es en madera o cuero y no en metal, o se rayará la hoja del cuchillo al ponerlo y quitarlo.

Al colocar los cuchillos no los pegues justo por la mitad de la hoja. La gravedad te puede jugar una mala pasada. Dejar más hoja por la parte de abajo que por la de arriba previene que el cuchillo gire por su propio peso y se mueva.

Depende de la altura a la que la coloques los mangos deberán ir hacia arriba o hacia abajo. Si lo colocas a la altura de los hombros es más seguro que guardes los cuchillos con los mangos hacia abajo y la punta apuntando al techo.

Si tienes el soporte colocado más bajo de esa altura lo más cómodo es coger los cuchillos desde arriba, por lo que deberías colocar los cuchillos con las puntas hacia abajo.

No intentes que los cuchillos permanezcan perfectamente verticales. Déjalos reposar en su posición de equilibrio.

Coloca los filos de todos los cuchillos en la misma dirección para evitar accidentes. Si eres diestro coloca las hojas mirando hacia la izquierda y guarda los cuchillos más largos en el extremo izquierdo. Si eres zurdo hazlo al revés. Así minimizas las posibilidades de cortarte al ir a coger un cuchillo.

A pesar de todas estas precauciones la principal sigue siendo la más simple y la más obvia. Ten cuidado con lo que haces y mira dónde pones la mano antes de coger un cuchillo.

Como nota final: No sobrecargues la barra con demasiados cuchillos. Te interesa tener un mínimo de espacio entre cuchillo y cuchillo. Así evitarás sobrecargarla de peso y los cuchillos no se rozarán entre ellos.

Soporte magnético vertical

El mismo principio que el anterior, pero con un soporte para la encimera. Son sándwiches de madera con imanes de neodimio dentro. Algunos están colocados en vertical sobre una base y otros se sostienen con algo de inclinación apoyado en patas traseras.

Hay multitud de opciones en el mercado. Desde soportes de bambú de 5 € a soportes de nogal de 200 €.

El precio dependerá de la calidad de los materiales, de la cantidad de cuchillos que puedan guardar y de la marca del fabricante.

En este tipo de soportes la estética es uno de los factores principales. Cualquiera de ellos sirve de sobra para el trabajo, así que a menudo los escogemos por la apariencia.

No es necesario gastarse mucho dinero en este elemento. Pero si quieres comprar un soporte bonito no te van a faltar opciones.

Como nota final: Son más fáciles y seguros de usar que los soportes de pared, pero ocupan un espacio físico sobre la encimera.

Bloque de madera

El nombre describe bastante bien al producto. Son piezas de madera de gran tamaño con ranuras para meter dentro las hojas de los cuchillos.

Algunas marcas venden sus cuchillos en packs que incluyen uno de estos soportes. Otras venden los cuchillos sueltos pero fabrican bloques con huecos a medida para sus hojas. Y otras compañías fabrican bloques con ranuras de tamaño suficiente como para acomodar las hojas que queramos meterles.

Dentro de este grupo hay muchas estructuras de formas distintas que sirven para el mismo propósito. Una forma de clasificarlos es según qué parte del cuchillo sujetan.

Hay bloques verticales con mucha holgura en el interior en las que se sujeta el cuchillo únicamente por el mango. El resto de la hoja queda colgando dentro.

Hay otros bloques, con los huecos para las hojas inclinados, en los que al introducir el cuchillo queda apoyado a lo largo de todo el filo contra el soporte. No son tan respetuosos con el afilado como los anteriores, pero no importa. Si la madera es de buena calidad el desgaste que sufre el filo es pequeño.

El mayor inconveniente es todo el espacio que ocupan estos soportes sobre la encimera.

Soporte de varillas de plástico

No son la mejor opción, pero son una muy extendida. Son cilindros huecos rellenos de varillas de plástico suave. En el interior hay espacio suficiente para introducir las hojas de varios cuchillos. Al guardar las hojas las varillas se desplazan a los lados, sujetando el cuchillo por presión.

La ventaja es que permiten guardar hojas de formas y tamaños muy diversos al no tener una forma predefinida. Las varillas se van amoldando a lo que se vaya metiendo entre ellas.

El inconveniente es que tanto al sacar el cuchillo como al meterlo la punta, el filo y los laterales de la hoja rozan contra el plástico del interior.

Para terminar

Elijas la opción que elijas, es muy recomendable tener alguno de estos complementos en tu cocina. Son la mejor forma de tener tus cuchillos siempre a mano, listos para cortar y en perfectas condiciones.