Analizando los cuchillos de Ikea

/   Blog

¿Piensas que los cuchillos de Ikea son de calidad o crees que no valen la pena su compra? ¿quieres saberlo? En este post, te daremos respuesta.

Muchos de vosotros habréis buscado en este blog cuchillos top de las mejores marcas del mercado. Y, aunque todavía no sabes dónde están los encontraréis, no os preocupéis porque, al igual que vosotros, aquí también somos un poco frikis de los cuchillos y no sabemos decirle que no a una hoja bonita.

Sí, nos referimos a los cuchillos baratos. Algunos tienen una buena calidad y es importante mencionarlos.

Pero no sólo estamos aquí para hablaros de súper-aceros y de técnicas de forjado milenarias. Tenemos un empeño por acercar a todo el mundo la importancia que tiene un cuchillo que corta bien. Y, por tanto, tenemos que pararnos de vez en cuando a darles la importancia que merecen a esos cuchillos baratos pero de calidad.

¿Cómo son los cuchillos de Ikea?

De las gamas más baratas de cuchillos que he probado, diría que los de Ikea son los de mayor calidad. De hecho, cualquier cosa por debajo de la calidad de un Arcos de gama baja o de uno de Ikea, no considero que sea un cuchillo.

Y no porque estas marcas que he nombrado sean de recomendados, sino porque para el precio que tienen no compensa comprar nada que sea más barato y de peor calidad.

Así que si en vuestra cocina tenéis en un cajón cuchillos de los chinos, del todo a cien o de los que regalan con el periódico tengo dos cosas que deciros: La primera, comprad un soporte magnético. Están baratos y lo agradeceréis. La segunda, tiradlos y comprad cuchillos de verdad.

No es broma, tenéis cuchillos de calidad desde precios muy económicos. No hace falta comprarse una pieza artesanal fabricada a mano en VG10, SG2 o Aogami Super para poder cortar con suavidad en la cocina.

Un cuchillo barato pero con una buena aleación de acero como los cuchillos de Ikea es más que suficiente para cualquiera que le guste cocinar en casa, y más si os tomáis la molestia de afilarlo de vez en cuando sobre una piedra.

A lo largo de los posts que vayamos subiendo a este blog puede que a veces dé la impresión de que la cuchillería de cocina se basa en piezas caras, aceros de aleaciones carísimas o cuchillos hechos a mano en los que no sabes dónde termina la obra de arte y dónde empieza la herramienta. Así que quiero aprovechar este artículo para poner los pies en la tierra y volver a recordarnos a todos (a mí el primero) que lo principal de un cuchillo es que corte.

Ventajas de un cuchillo barato como los de ikea

En ese aspecto, los cuchillos de Ikea son unos de los que más cariño les he cogido con los años. Son piezas baratas, simples, sin pretensiones y que cumplen su función perfectamente.

Obviamente no les podemos pedir que corten igual que un cuchillo de gama media-alta ni que conserven durante mucho tiempo el filo. Pero para el cocinero en casa que quiera tener unos cuchillos modestos para disfrutar cocinando, son una opción más que aceptable.

Las principales ventajas que encontramos en los cuchillos de cocina Ikea son las siguientes:

  • Son una excelente opción si quieres practicar la técnica de afilado para perfeccionarla. Si tienes miedo de pasar por las piedras tus cuchillos más preciados puedes utilizarlos para afilarlos, matariles el filo y volverlos a afilar. Si tu técnica es buena cortarán bien, y si no lo es estarás protegiendo de la mala vida a otros cuchillos que compense cuidar con más mimo.
  • Son más que suficientes para ser tu primer juego de cuchillos. ¿Por qué? Porque:
    • Puedes practicar con ellos y darles guerra antes de comprar marcas más caras.
    • Puedes darles uso y abuso hasta que te acostumbres a cortar con una buena técnica. Cuando la domines puedes plantearte comprar un cuchillo más caro al que sacar todo el potencial en la cocina.
    • Además, como pierden el filo con más rapidez que los aceros caros te dará la oportunidad de reafilarlos más a menudo.
  • Son una alternativa maravillosa para toda aquella gente que piensa que en la cocina se apaña con cualquier cosa. Muy recomendables para los que en vez de cuchillos tiene trozos de hojalata con mangos.

Ahí fuera hay marcas de cuchillos a un precio fabuloso. No hace falta gastarse mucho dinero para poder disfrutar de un filo aceptable en la cocina. Y la diferencia se nota.

Lo más importante: El mantenimiento

Y en ese aspecto los cuchillos de Ikea son unos de los que más cariño les he cogido con los años. Son piezas baratas, simples, sin pretensiones y que cumplen su función perfectamente.

Y ya para terminar, hay una idea con la que me gustaría que os marchéis en la cabeza: Por más caro o más barato que sea un cuchillo al final acaba perdiendo el filo y deja de cortar. No importa cuánto dinero te gastes, si no las cuidas al final tus herramientas no sirven de nada.

Por eso mismo, si le haces un buen mantenimiento a tus juegos de cuchillos de cocina Ikea, te pueden durar mucho tiempo.

La responsabilidad para con los cuchillos y el placer de cortar bien es algo que está al alcance de todos. Por desgracia la mayoría todavía no se da cuenta de ello.

Ahora que lo sabéis aprovechadlo: coged un cuchillo, afiladlo tranquilamente disfrutando del proceso y después id y cortad un tomate. Sentid la diferencia vosotros mismos.

Made with ❤ El Cuchillo de Cocina © 2019